Seleccionar página

Conectividad, digitalización, sistemas ADAS, nuevos sistemas de propulsión de los vehículos, nuevos usos del automóvil, el auge del cliente B2B frente al cliente B2C… ¿Qué papel ejercerán las redes de talleres ante estos fenómenos? Todos ellos fueron analizados por los participantes en la 2ª mesa redonda “Redes de Talleres y nueva movilidad”, del Encuentro de Redes de Talleres de la Posventa Plural, celebrado en Motortec.

Miguel Estrella, responsable de la red de chapa y pintura Acoat®Selected; Miguel Ángel Gavilanes, responsable de Bosch Car Service; Carlos Calleja, director de EuroTaller; César Sanz, secretario ejecutivo de Fagenauto (Federación de Asociaciones de Agentes Oficiales de la Automoción); y Jesús S. Acereda, presidente de Transvegas (Asociación de Transformadores de Vehículos a Gas) participaron en esta mesa redonda, moderada por Raúl González, de Posventa Plural.

En primer lugar, Miguel Ángel Gavilanes (Bosch Car Service) destacó el continuo bombardeo que sufre el sector sobre las tendencias que afectarán al mercado de la reparación e hizo un llamamiento a la calma. “Todo llegará, pero será paso a paso, por lo que el taller tendrá tiempo de irse adaptando”.

En este sentido, Gavilanes destacó las dos prioridades fundamentales en las que ya están trabajando las redes de talleres: “digitalización y conectividad, porque una viene detrás de la otra. Una vez que el taller esté digitalizado, estará más cerca de estar conectado. Y cuando hablamos de conectividad, hablamos de compartir y acceder a otros actores que están en el mercado». Por otra parte, el responsable de Bosch Car Service vaticinó que si bien el eléctrico es una alternativa que ya está aquí “aún habrá mucho diésel y mucha gasolina”.

El reto de rentabilizar las inversiones para adaptarse al futuro

César Sanz, por su parte, ofreció la visión de los agentes oficiales, la red secundaria marquista sobre todos estos retos. “Nosotros vamos muy de la mano de los fabricantes de vehículos en cuanto al desarrollo de futuro. Ya están en marcha distintos planes de inversión para adaptarnos, por ejemplo, a las nuevas tecnologías de propulsión. El problema de estas inversiones, sin embargo, está en su rentabilidad”. Sanz también destacó cómo los agentes oficiales trabajan que herramientas que les ayuden a mejorar aspectos como la gestión del vehículo usado, el ‘car sharing’…

Por otra parte, el secretario ejecutivo de Fagenauto resaltó que la proximidad que tienen los servicios oficiales con el cliente, “nos permite tener un prácticamente un 50% de clientes de nuestra marca y otro 50% de clientes con vehículos de otras marcas. Por eso, también trabajamos con otras empresas que nos ofrecen, por ejemplo, acceso a recambios que nos facilitan dar ese servicio que demanda ese cliente que no es de la marca bajo la que operamos”.

Sobre estas líneas, y de izquierda a derecha, César Sanz, secretario ejecutivo de Fagenauto (Federación de Asociaciones de Agentes Oficiales de la Automoción); Jesús S. Acereda, presidente de Transvegas (Asociación de Transformadores de Vehículos a Gas) y Raúl González, de Posventa Plural.

Sobre estas líneas, y de izquierda a derecha, César Sanz, secretario ejecutivo de Fagenauto (Federación de Asociaciones de Agentes Oficiales de la Automoción); Jesús S. Acereda, presidente de TransveGAS (Asociación de Transformadores de Vehículos a Gas) y Raúl González, de Posventa Plural.

En el caso de las redes especialistas de chapa y pintura, Miguel Estrella (Acoat®Selected) destacó que, probablemente, el mayor reto de los talleres de carrocería estará en los sistemas ADAS y su impacto en la seguridad vial. Según Estrella, “Estos sistemas provocarán una caída de las reparaciones, pero abrirán también otras oportunidades de negocio como la calibración. Además, señaló, también “habrá una mayor presencia de pequeñas reparaciones de carrocería”.

A juicio de Miguel Estrella, “el taller no debe pensar que es sólo un reparador, esa parte ya está superada. Ahora deben ser más gestores, aportando soluciones de movilidad a sus clientes. Cuanto más fácil se lo pongamos al cliente, mejor será su experiencia”, señaló.

Jesús S. Acereda recordó, mientras, cómo la tecnología del gas lleva ya tiempo en el mercado y cómo ésta se ha convertido en una solución accesible de movilidad para aquellos conductores que necesitan la etiqueta ECO para su coche, pues necesitan usarlo, también cuando se aplican restricciones de circulación por episodios de alta contaminación. “Todos los Euro 4 (2006) en delante de motor gasolina pueden conseguir la etiqueta ECO con una transformación, así que hay mucho parque que transformar”.

Acereda destacó también cómo el taller no sólo tiene una oportunidad de negocio especializándose en transformaciones. “También permite atraer y fidelizar al cliente, pues a las revisiones del motor de gasolina, que podía estar haciendo en nuestro taller o no, se unen las revisiones por el gas. Si ese cliente no era tuyo, con la transformación lo puedes ganar”.

Asimismo, Acereda explicó cómo de sencillo es el proceso para especializarse en transformar vehículos a gas. “Para un técnico que sabe de mecánica es muy sencillo realizar las transformaciones una vez tiene la formación requerida. Al final los componentes siempre son los mismos, lo que varía es la, y lo que puede hacer una transformación más fácil o difícil, es la configuración de cada motor. No es lo mismo transformar un Porsche Cayenne que un Toyota Prius”, apuntó.

El verdadero reto está en la digitalización

Por su parte, Carlos Calleja (EuroTaller) aseguró que “nos centramos muchas veces en la reparación, pero eso es lo que menos debe preocupar al taller. Las redes tenemos a los mejores equipos de formación, por lo que los talleres adheridos tendrán más fácil adaptarse al futuro. Donde está el verdadero reto es en la digitalización: debe serlo, porque ya lo está siendo”.

En esta imagen, y de izquierda a derecha, Miguel Ángel Gavilanes, responsable de Bosch Car Service; Carlos Calleja, director de EuroTaller, y Miguel Estrella, responsable de la red de chapa y pintura Acoat®Selected.

En este sentido, el responsable de Eurotaller destacó como la digitalización y el big data cambiarán y mejorarán la atención al cliente. “Siempre habrá un vehículo que reparar, lo que cambiará es el tipo de cliente, pues desde un mercado con un mayor peso del cliente particular, habrá un cambio hacia un mayor peso del cliente de flota”.

Calleja insistió en que “el reto es la digitalización y para eso debe estar preparado el taller. También en la conectividad, que nos permitirá dar un servicio no por lo que nos dice el cliente sino por lo que nos cuenta el vehículo con los datos que genera”.

En este sentido, resaltó la importancia que tiene y tendrá para los talleres el acceso a las plataformas que interpreten esos datos. En línea con esto, destacó el papel que está desempeñando FIGIEFA (la asociación europea de distribuidores de recambios de automoción) frente a las autoridades de la Unión Europea para garantizar en el futuro “el acceso a los datos y a la información técnica de los vehículos”.

Al hilo de lo argumentado por Calleja, Miguel Ángel Gavilanes pronosticó que “si hacemos una proyección a 2030, un 45% del kilometraje será de particulares, el resto corresponderá a ‘car sharing’, renting… Por eso, los talleres deben empezar a ser empresas de servicios, con lo que la primera transformación en el sector debe ser cultural para afrontar las ncesiddades del nuevo cliente. O el taller es consciente de saber personalizar su oferta o no podrá acceder a ese nuevo tipo de cliente”.

Intercambio de información y de datos

Por otra parte, el responsable de Bosch Car Service apuntó como el intercambio de información y de datos será un aspecto “fundamental”. Así, Gavilanes aseguró que “tendremos menos coches para reparar pero con más kilometraje y, por tanto, más necesidades de mantenimiento”. Asimismo, destacó cómo la digitalización y la conectividad “no sólo conectará aún más al cliente y su coche con el taller. También conectará al taller con su distribuidor de recambios, incluso, con el fabricante del vehículo”.

Para concluir, Miguel Ángel Gavilanes señaló que las redes de talleres deben preparar a los negocios de reparación “favoreciendo su cambio cultural y digital. Las megatendencias de la automoción ofrecen oportunidades de negocio. E, igual que el fabricante de vehículos ya está cambiando, el taller también está obligado a cambiar y adaptarse”.

En línea con esto, el secretario ejecutivo de Fagenauto aseguró que a los servicios oficiales no les asustan los cambios, “lo que debe asustar es no estar preparado para cuando lleguen”. Unos talleres oficiales que deben trabajar para cambiar la percepción de precios elevados frente al taller independiente. No obstante, dijo, “no podemos olvidar que, independientemente, de cómo sea el cliente, debemos ofrecer siempre el mejor servicio”.

Asimismo, César Sanz defendió la importancia de pertenecer a una red sea de marca o multimarca. “Sólo es muy difícil estar en el mercado y lo va a ser más. Por eso, es complicado concebir el futuro de un taller que no sea estar en una Red”.

También sobre el cliente, Miguel Estrella destacó el papel que juega el taller en la relación entre cliente y compañía de seguros. “Nuestro cliente es la aseguradora y el también el cliente asegurado. El taller juega un papel fundamental de cara a la visión que el cliente final tiene de su aseguradora. El rol del taller es el de generar confianza para que la experiencia del cliente final sea óptima”.

Por otra parte, el responsable de Acoat®Selected apuntó que la decisión a la hora de elegir taller se va concentrando cada vez más. De esta forma, “cuanto más atractivo seas, más fácil será que seas el elegido. Y en todo esto, “la digitalización juga un papel clave”, concluyó.

En cuanto a las energías alternativas, el presidente de Transvegas enfatizó que éstas van más allá del eléctrico. “El GLP está en crecimiento, también en V.I. Nuestras previsiones pasan por un incremento en los próximos años de las transformaciones, acompañadas por aumento de la oferta de estas motorizaciones también en vehículo nuevo. Hasta que no haya alternativa real, el motor de combustión tendrá futuro”. Para terminar su intervención, Jesús S. Acereda recordó la película ‘Regreso al futuro’ y sentenció: “Todavía queda mucho para ese futuro en el que los coches vuelen”.

Para concluir la conversación de la mesa, la última intervención de Carlos Calleja sirvió para reafirmar su idea de la importancia de la digitalización y el cliente del futuro. “El mercado va a evolucionar hacia una mayor importancia del cliente corporativo, por eso lo fundamental para el taller es afrontar su digitalización y desde las redes debemos apoyar esa transformación con el objetivo de hacer la vida más fácil al taller”.

Sigue navegando por los contenidos del Encuentro de Redes de Talleres de la Posventa Plural