Seleccionar página

Carlider es la red de especialistas en neumáticos y mecánica rápida promovida por el distribuidor Safame. Un proyecto que nace en 2016 y que en la actualidad actualmente cuenta con centros en todo el territorio nacional. “Es una Red de talleres independientes especialistas del neumático, seleccionados minuciosamente según unos criterios de calidad establecidos”, comenta Ramón Rubio, Director Gerente de Carlider, en su reflexión en tornoal fenómeno de las Redes de Talleres y su aportación a los profesionales de nuestro sector.

¿En qué momento se encuentran las Redes de Talleres? ¿Qué aportan a las empresas de reparación de automóviles? ¿Qué más pueden aportar ante los cambios disruptivos que representa la nueva movilidad?

“El sector de la automoción dispone de una amplia oferta en cuanto a redes de talleres se refiere. Independientemente de la naturaleza del negocio, se puede encontrar una opción de valor adecuada a cada taller, solo depende del fin que quiera conseguir. Está claro que el futuro del taller es en red”.

“Pertenecer a una red de talleres proporciona un conjunto de ventajas al asociado que le hace más competitivo en el mercado, especialmente ante los consumidores, éstos cada vez más exigentes e informados. Las ventajas van desde el intercambio de información sobre el mercado, permitiéndoles anticipar tendencias y definir estrategias a tiempo, hasta una imagen corporativa que les confiere un poder de comunicación y de proyección al consumidor final más eficaz. También, permite una amplia cobertura geográfica (la movilidad del consumidor final es cada vez mayor) y, sobre todo, la prestación de un servicio más eficaz, más profesional y con más calidad, centrado en la satisfacción y fidelización del cliente”.

“Los tiempos cambian y cada vez más rápido, obligando a todos los actores relacionados con el motor a tener en cuenta nuevas fórmulas de trabajo, como pueden ser las nuevas fórmulas de movilidad. El taller no va a ver afectado su negocio, no tanto en volumen de trabajo, pero si en tipología de cliente, pues aquí entra en juego más un negocio B2B que B2C. Los profesionales no deben tener miedo a estos cambios, simplemente es cuestión de adaptarse a las necesidades del mercado y seguir formándose. Debemos tener en cuenta que el sector es muy dinámico y cada vehículo en circulación es una oportunidad de negocio”.

¿Han conseguido, hacia dentro, satisfacer los objetivos de modernización de los talleres que perseguían? ¿De fidelización hacia los productos y servicios de quien las promueve?

Carlider es una red de talleres independientes especialistas del neumático abanderada por Neumáticos Lassa que ve la luz en 2016. La red nace como evolución de un proyecto más light que, debido a las exigencias actuales del sector, necesita incorporar nuevos servicios y herramientas. La red ha ido creciendo sobre una base sólida, seleccionando los talleres minuciosamente de acuerdo con unos criterios de calidad establecidos, teniendo como máxima ´crecer aportando valor´”.

“Dentro de los objetivos a medio plazo de Carlider se encuentra la modernización de la red, donde apoyamos a los centros a evolucionar al mismo ritmo que el mercado. La implantación, para que sea de calidad, debe realizarse progresivamente, ya que sería un error incorporar de golpe todas las soluciones existentes en el mercado, teniendo en cuenta que no es solo un cambio en la estrategia del negocio, sino también de mentalidad”.

¿Han conseguido, hacia fuera, convertirse en auténticas marcas de taller, en herramientas que permiten anticipar a los automovilistas y clientes corporativos la experiencia de cliente que van a tener en cada punto de una red?

“Teniendo en cuenta que somos una red ´recién llegada al mercado, a nivel global no se conoce “Carlider” como marca (principalmente porque no tenemos presencia en algunas zonas), pero a nivel regional, los centros Carlider han incrementado su reconocimiento“.

“Antes de formar parte de Carlider, cada centro debe pasar unas pruebas de calidad, y son decisivas, pues hay talleres que se han quedado fuera de la red por no llegar a ese mínimo. Nos centramos individualmente en cada taller, con vistas al usuario final, para que la experiencia del cliente sea lo más positiva posible, tratando a los clientes como nos gustaría que nos tratasen a nosotros. Para conseguirlos, la atención debe ser personalizada, solo de esa forma el taller será capaz de captar las necesidades que tiene el cliente y poder ofrecerle soluciones de calidad. Ello se refleja en la percepción que tiene el cliente puertas a fuera: calidad, seriedad y sobre todo tranquilidad”, añade.

“Nuestro objetivo es seguir reforzando la presencia de Carlider y Neumáticos Lassa en el mercado nacional, pero manteniendo la máxima “crecer aportando valor”, no queremos crecer a cualquier precio, ¿De qué nos serviría entonces tener el mapa lleno de puntos?”