Seleccionar página

Las redes de talleres, ya sean oficiales o del canal independiente, se enfrentan a retos comunes que influirán directamente en sus negocios en los próximos años. Las nuevas tecnologías de propulsión o el coche conectado son sólo algunas de ellas. No obstante, estos cambios, geográficamente, afectan de manera desigual tanto a los negocios pertenecientes a redes oficiales como a redes multimarca. Esta idea la comparte Juan Hermida, presidente de ANESAT (Asociación Española de Servicios Autorizados Seat), nacida en 1998 y que, en la actualidad, representa al 90% de los servicios oficiales de la marca española, quien desgrana también los problemas que aquejan a su red.

“La red Seat está en un momento complicado, ya que la marca no cuenta con nosotros, después de 60 años, para la venta de sus vehículos. Y, por otro lado, en posventa, nos encontramos con un nuevo contrato, que estamos negociación en la actualidad, y que empeora al que teníamos hasta ahora”. En este sentido, Hermida defiende lo que pueden aportar las asociaciones como ANESAT a la resolución de conflictos. “Lo que aportamos es unidad y poder de negociación ante la marca y los proveedores y esto es importante en este mercado global”.

Por otra parte, Hermida destaca el valor de los servicios oficiales de cara al cliente final: “Lo que aporta nuestra red es cercanía al cliente y, sobre todo, la confianza que este tiene en nosotros, lo que hace que la fidelidad sea muy superior en comparación con los concesionarios”.

Las redes de talleres han logrado la modernización de los negocios de reparación pertenecientes a ellas. En el caso de la red Seat, Juan Hermida argumenta que “nuestra red es una de las más formadas y preparadas del mercado. Incluso nos podemos comparar con redes de marcas premium. La repregunta ahora sería si podemos seguir con este ritmo inversor con todos los cambios que se avecinan. Por eso, consideramos que debería haber, en estos momentos, dos ‘velocidades’ de red, ya que pensamos que las exigencias de las marcas no pueden ser iguales para todo el país. Los mercados de muchas ciudades y pueblos de España no están demandando lo mismo que en capitales como Madrid o Barcelona, con lo que las inversiones en formación y equipamiento de los talleres de esas áreas realmente no están siendo demandadas por sus clientes. De esta forma, la inversión se acaba convirtiendo en un gasto”.

En cuanto a la percepción del cliente hacia las redes de talleres como ‘marcas de taller’, el presidente de ANESAT señala que “nuestra red tiene un nivel de fidelización infinitamente superior a los concesionarios, por lo que muchos productos que oferta la marca no son necesarios para nuestros clientes”.

Hermida profundiza en esta idea. “El cliente, cuando ve el logotipo de Seat en nuestra fachada, nos considera iguales que los concesionarios. Creo que al mercado no ha llegado la diferenciación entre concesión y servicio, ni entre ventas y posventa. Al final somos Seat y, en nuestras instalaciones quiere disponer de todos los productos que ofrece la marca”.

Por lo que se refiere a la relación de las redes con el cliente, el presidente de ANESAT considera “que sí estamos preparados para satisfacer sus necesidades y demandas, pero también hay que tener en cuenta la gran diversidad de clientes que tenemos con gustos y percepciones tan dispares”. En este sentido, Hermida señala, respecto a los servicios oficiales de Seat que, “aunque estamos preparándonos para el coche eléctrico, el de GNC y, en general, para un vehículo conectado, no podemos olvidarnos de que, a día de hoy, la gran mayoría de nuestros clientes lo que demanda es un servicio de calidad y a un precio lo más ajustado posible”.