Seleccionar página

A pesar de ser un proceso largo, las redes de talleres han conseguido modernizar la mayoría de los establecimientos que las integran, además de permitirles avanzar en factores como organización, gestión y formación, puntos que no podrían acometer por sí solos. Estas son algunas de las aportaciones que las redes han hecho llegar a los establecimientos de reparación asociados a ellas. Así lo ve al menos, José Miguel Ibáñez adjunto a la Dirección de CGA, grupo de distribución de recambios, con 74 socios, 321 puntos de venta, una facturación anual superior a los 460 millones de euros, y que abandera las redes de talleres CGA Car Service, Multitaller y Sacorauto Service, que aglutinan a más de 1.000 talleres.

Unas redes que, a juicio de Ibáñez se encuentran “en plena expansión en todos los grupos de distribución que las abanderan”. Para el directivo de CGA, “la aportación de las redes a los talleres que las integran “está más que demostrada. Es inmensa en multitud de factores que, por sí sólo, el taller no podría acometer, tales como organización, gestión, formación y un largo etcétera”.

José Miguel Ibáñez adjunto a la Dirección de CGA

En este sentido, Ibáñez señala que su grupo “seguirá apoyando al taller independiente para que esté actualizado y disponga de los mejores medios y la mejor formación ante los cambios que se avecinan. Así ha sido hasta ahora y seguirá siendo, entre otras cosas porque su supervivencia es la nuestra”.

Avances en la modernización de los talleres

Por otro lado, el adjunto a la Dirección de CGA considera que “a pesar de ser un proceso largo y, a veces, tedioso”, las redes de talleres han conseguido avances en cuanto al objetivo de modernización de los talleres que perseguían. “Cuando se consigue, produce una gran satisfacción”, añade.

En cuanto al grado de fidelización de los establecimientos adheridos a redes hacia los productos y servicios de quien las promueve, Ibáñez considera que es un objetivo que se va consiguiendo alcanzar. “El taller aprende a argumentar al cliente porqué es importante que su vehículo disponga de las marcas y calidades premium, aunque puedan tener un coste mayor frente a otros productos paralelos”, apunta.

Por último, el directivo de CGA considera que las redes también están en el buen camino para llegar a ser auténticas ‘marcas de taller’. “Cuesta mucho tiempo e inversión llegar al cliente final para que éste conozca tu marca de taller, su fuerza como red y los beneficios que tiene por dirigirse a un taller con esa “marca” o de esa Red”. En este sentido, Ibáñez concluye que su grupo está invirtiendo “mucho dinero en llegar al cliente automovilista y seguiremos haciéndolo”.