Seleccionar página

Buen servicio, precio y calidad son objetivos diarios que comparten tanto las redes de marca como las multimarca. Sin embargo, difieren en su modelo actual de negocio, a juicio de José Luis Martínez, presidente de ANRAO (Asociación Nacional de Reparadores Autorizados y Agentes Opel), entidad fundada en 1997 y que aglutina actualmente a gran parte de la Red (un 90%). Un servicio que, en el caso de las redes oficiales, lleva implícita una garantía que la marca da al usuario en cualquier punto de la red. De todo ello, nos habla a continuación.

Tanto las redes de marca como las multimarca están aportando, sobre todo, una gran utilidad para los usuarios, ya que los profesionales que en ellas trabajan están formándose constantemente para dar el mejor servicio a sus clientes. En la actualidad, me atrevo a decir que las redes de marca se están preparando muchísimo en los nuevos motores que, supuestamente, dominarán el mercado de la automoción a medio plazo, es decir, coches híbridos, eléctricos, GLP… así como en el coche conectado. Evidentemente, sin dejar de dar servicio a los motores de combustión que todavía se fabricarán durante años. Mientras, las Redes multimarca, hoy por hoy, fundamentan su negocio en el motor únicamente de combustión. Respecto a la idea anterior, hay que añadir que ya hay varias marcas que, no solo se están adaptando a los nuevos motores que aparecen en el mercado, sino que ya están dando servicio a los nuevos sistemas de movilidad que demanda el usuario, sobre todo, en las grandes ciudades (Car2go, zitycar…)”, señala José Luis Martínez.

Por otra parte, el presidente de ANRAO defiende que las redes han conseguido convertirse en auténticas marcas de taller. “Por supuesto que sí. El cliente, como en todos los aspectos de su vida, busca un buen servicio, precio y calidad y eso es el objetivo diario y primordial que perseguimos en las redes de talleres. El usuario cuando acude a un taller es porque tiene una necesidad concreta y lo que busca es una confianza en las personas que velan por la seguridad de su vehículo y de las personas que en el mismo viajan, desde que llega al taller hasta que recoge su vehículo quiere y debe sentirse como en su casa”.

¿Y cómo ayudan a los negocios quienes las promueven? Para José Luis Martínez, “las marcas dotan a su red de todo tipo de útiles y herramientas para poder realizar la reparación en el menor tiempo posible y, evidentemente, con el menor costo para el usuario. Cualquier reparación que se realice en la red lleva implícita una garantía que la marca da al usuario en cualquier punto de la red. Ello es importantísimo debido a la gran movilidad de nuestros usuarios: saber que en cualquier ciudad de todo el territorio nacional podrá tener garantía sobre una reparación efectuada implica una mayor satisfacción y mayor valor de calidad”.

Por último, el presidente de la asociación de los servicios oficiales Opel destaca el valor de las redes de marca frente a los usuarios. “Es evidente que un taller de una red de marca siempre va a tener una solución a un problema que tenga un vehículo por muy difícil que sea, ya que toda marca dispone de un gran equipo de profesionales formados constantemente en los motores y la carrocería propios de su marca. Los técnicos de mecánica, electricidad, chapa y pintura asisten constantemente a cursos de formación; tienen a su servicio toda la información de toda la gama de vehículos de marca; y tienen comunicación constante con un departamento de ingenieros que resuelve cualquier situación por muy difícil que se plantee”.