Seleccionar página

Formación e información son dos de los principales pilares sobre los que los talleres de reparación de vehículos podrán afrontar los cambios que ya está viviendo la automoción y, que afectan a toda la cadena de distribución del sector. Unos talleres que han conseguido modernizarse, gracias a las redes, que han dejado de ser una opción para convertirse en necesarias para los negocios que quieren seguir siendo competitivos. Esta es la visión de Joan Alcaraz, director general de TAB Spain, que desde 2005, es la delegación del fabricante de baterías TAB Batteries para España, Portugal, América Latina y el Magreb.

“Las redes de talleres viven en un momento de madurez. Una vez ya superado el periodo en el que pertenecer a una red era una opción para los negocios de reparación, los talleres tienen cada vez más asumido que es el camino para mantener su competitividad frente a sus rivales, y el mejor acceso a la cada vez más compleja información técnica necesaria para desempeñar su labor”, argumenta Joan Alcaraz, director general de TAB Spain. Unas redes que, a su juicio, han aportado a las empresas de reparación de automóviles experiencia, conocimiento y confianza. “Esas han sido las bases de su existencia desde su inicio y esas deben seguir siendo. Es más, esa es la razón por la que resulta fundamental disponer de la información necesaria y poder transmitirla a su cliente”, apunta.

Sobre los cambios disruptivos y los retos que representa la nueva movilidad para el taller, Joan Alcaraz sostiene que “para empezar, creo que se está haciendo un uso desmedido del término “disruptivo”. Nos encontramos ante cambios profundos en el sector de la automoción, que afectan a toda la cadena de distribución, pero dichos cambios ya son una realidad, y seguirán produciéndose durante los próximos tiempos; la duración y el impacto real de cada uno de ellos dependerá de su propia evolución individual”. En este sentido, Alcaraz señala que “lo más importante es estar atento, priorizar la formación y tratar de acertar con el interlocutor para acceder a ella del modo más adecuado en cada caso. Los talleres de reparación no tienen que convertirse en expertos en ingeniería electromecánica, pero sí adaptarse a esos cambios que, como digo, ya son una realidad”.

Por otra parte, el director general de TAB Spain defiende que las redes sí han conseguido satisfacer los objetivos de modernización de los talleres que perseguían. “La modernización de éstos es una realidad y, aunque queda un largo camino por recorrer, resulta evidente que la imagen del taller medio actual poco tiene que ver con la que veíamos hace solo unos pocos años. La imagen, el servicio, la atención y los medios actualizados han contribuido a que el usuario sienta la profesionalización del taller como una realidad”, argumenta.

En cuanto a la fidelización hacia los productos y servicios de quien las promueven, Joan Alcaraz concluye que “conseguir la fidelización de los talleres no es un objetivo nuevo. Los distribuidores, y por ende los fabricantes a los que representan, han buscado siempre la forma de fidelizar a sus clientes del mismo modo que lo hacen en cualquier otro sector. Las necesidades, crecientes y cambiantes, de los turismos y vehículos pesados actuales han representado una oportunidad más para esos distribuidores a la hora de ofrecer nuevos servicios a sus talleres clientes”.